¿Que es el seguro de Responsabilidad Civil?

La responsabilidad civil es el derecho que tenemos todos, personas y empresas, a ver resarcidos nuestros daños cuando alguien o algo los produce.

Ahora bien para que se considere que hay responsabilidad civil resarcible, tiene que haber un hecho generador, un daño demostrable ya sea físico, material o económico y un nexo causal.

Si una persona cae en la calle por su propia torpeza y se rompe una pierna, no habrá responsabilidad civil. Distinto es si la caída es provocada por el mal estado de la vía, en cuyo caso entrara a jugar la responsabilidad civil del responsable del mantenimiento de la calle.

No siempre el causante del daño es el sujeto de la responsabilidad civil, un menor o un empleado pueden causar un daño, pero la responsabilidad civil recaerá en el padre o en la empresa, que serán los obligados a resarcir dicho daño.

Infinitos son los casos en que puede entrar en juego la responsabilidad civil e incalculables, en muchos, las consecuencias que pueden acarrear para el causante.

Una mala traducción de un manual técnico, podría conllevar la mala instalación de una pieza en una cadena de montaje, pudiendo generar múltiples accidentes del producto, que supondrá indemnizaciones que pueden ser astronómicas.

Con el fin amortiguar estas consecuencias y hacer viable la actividad humana tanto a nivel personal como empresarial, existen los seguros de responsabilidad civil.

¿Qué es el seguro de responsabilidad civil?

El seguro de responsabilidad civil, al igual que el resto de los seguros, es un contrato entre un cliente y una compañía de seguros, por el cual el cliente traslada a la compañía las consecuencias económicas de los daños que pueda producir a cambio de un precio establecido, denominado en el sector asegurador, prima de seguro.

Una de las particularidades de los seguros de responsabilidad civil es que no se puede determinar a priori el beneficiario del contrato. El beneficiario será cualquiera que sufra el daño que le hemos producido, siempre que se demuestre el nexo causal entre nuestra acción, omisión o negligencia y el perjuicio sufrido.

¿Qué tipos de seguros de responsabilidad civil existen?

Llevados al extremo podríamos decir que existen tantos tipos de seguros de responsabilidad civil como actividades humanas existen, pero fundamentalmente los podemos agrupar en dos tipos:

  • Los seguros de responsabilidad civil que cubren los daños materiales y / o personales que produzcamos a un tercero, a modo de ejemplo una albañil, el organizador de un evento, el fabricante de un producto,…..
  • Los seguros de responsabilidad civil que cubren los daños económicos que produzcamos a un tercero, un informático, un arquitecto, un consultor,…..

¿Se puede asegurar todo?

Aunque popularmente se dice que todo es asegurable, solo depende del precio, esto no es correcto. Los seguros de responsabilidad civil no pueden cubrir los ilícitos penales ni el dolo.

Sí existen casos en que los seguros de responsabilidad civil cubren sanciones administrativas, pero ello es debido a que se entiende que el sujeto de las mismas es un perjudicado por la actuación negligente de un tercero, no siendo esto más que una excepción al régimen general.

¿Qué aspectos son esenciales en un seguro de responsabilidad civil?

El más importante es que la actividad realizada esté bien reflejada en la póliza. Hay actividades muy estandarizadas como un fontanero, un profesor, un puesto de venta ambulante, sin embargo otras pueden ser confusas, un constructor lo puede ser de obra residencial o de obra pública, en el caso de un médico deberá detallarse la especialidad, en consultoría deberá quedar meridianamente claro que tipo de consultoría realiza.

El segundo aspecto esencial es que el parámetro de cálculo del precio, sea correcto. Si el seguro de responsabilidad civil se calcula en base a la facturación, esta debe ser la oficial, si el parámetro es el aforo pues que sea exacto, si la base de cálculo es el número de trabajadores, deben estar los que haya.

En tercer lugar, el seguro de responsabilidad civil deberá constar de las garantías adecuadas. Si se es autónomo sin trabajadores bastará con tener la responsabilidad civil general y la post trabajos. Pero si se tienen trabajadores, aunque sea ocasionalmente deberá incluirse la responsabilidad civil patronal.

Por último y más difícil, determinar el capital de cobertura que compramos en nuestro seguro de responsabilidad civil. ¿Cuál es el adecuado? ¿Cuál es mi máximo riesgo? ¿Cuántos siniestros puedo a llegar a tener en un año?. No hay respuesta fácil estas preguntas. A veces no hay que escoger pues bien una ley bien un proveedor nos imponen el capital mínimo a contratar, pero cuando no se da el caso, mi recomendación es contratar un capital racional en función del riesgo de nuestro riesgo. Si facturamos mucho, tendremos más riesgo y por tanto necesitaremos más cobertura. Si organizamos un evento para 50 personas, no necesitaremos lo mismo que si es para 1.000.

¿Es obligatorio el seguro de responsabilidad civil?

Por definición no. Sin embargo son ya miles las actividades regladas que establecen su obligatoriedad para poder actuar, los intermediarios financieros, administradores concursales, discotecas, agentes de la propiedad inmobiliaria en Cataluña, y así como digo, miles de profesiones o actividades.

En otros casos, el seguro de responsabilidad civil es impuesto por el contratista. No hay norma legal que lo imponga pero si se quiere trabajar para alguien o presentarse a un concurso, se impone la contratación del seguro.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR